Debates

Governanza metropolitana

Mobilidad sostenible y calidad del aire



MÁS TRANSPORTE PÚBLICO, CIUDADES MÁS SALUDABLES.

En esta sesión titulada "Movilidad sostenible y calidad del aire" se habló sobre el impacto de la movilidad urbana en la calidad del aire y la salud pública de la región metropolitana de Barcelona, ??así como de qué instrumentos se pueden desplegar desde los gobiernos locales para reducir la contaminación del aire asociada al transporte.

El debate estuvo moderado por la periodista ambiental, Maria Josep Picó, y contó con Carles Conill, director de movilidad sostenible de AMB; Xavier Basagaña, investigador en el grupo de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISGlobal; Mireia Cammany, vicepresidenta de PIMEC y consejera territorial de la Fundación PIMEC; y Jesús Lozano, presidente de la Federación Catalana de transportes de Barcelona (Transcalit).

Como introducción al diálogo, Maria Josep Picó, recordó algunos datos preocupantes como que según un estudio de Xavier Querol, investigador de IDAEA-CSIC, respirar en el Área Metropolitana de Barcelona es cómo fumar 2 cigarrillos y medio cada día; que la exposición al aire contaminado es ya la cuarta causa de mortalidad a escala mundial tras la presión arterial, el tabaco y la dieta inadecuada, según la revista científica The Lancet; y que según la Organización Mundial de la Salud, cada año se registran en Europa, trescientas setenta y cuatro mil muertes prematuras a consecuencia de la contaminación.

La Zona de Bajas Emisiones, una medida polémica pero necesaria

Precisamente, con el objetivo de reducir el impacto de la contaminación en la salud de las personas, Carles Conill recordó que el AMB implantó en Barcelona la Zona de Bajas Emisiones. Una medida controvertida que centró gran parte del debate. Conill explicó que "pese a las críticas es una medida que está recogida dentro de la legislación española que establece que las ciudades de más de 50.000 habitantes deben tener Zonas de Bajas Emisiones de vehículos. De hecho, la futura ley de movilidad sostenible española también fija medidas especiales para proteger a las personas y los peatones frente a los vehículos. Se trata de un proceso imparable y desde el AMB estamos contentos de los resultados". Según explicó, por el momento ya se ha detectado que el valor medio de las emisiones de los vehículos se ha reducido a la mitad, y que los vehículos más antiguos y contaminantes han ido desapareciendo. "Son indicadores que consideramos muy buenos y que van en la línea de mejorar la salud de las personas", añadió Conill.

Pese a compartir los objetivos de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, ??desde la patronal, la vicepresidenta de PIMEC, Mireia Cammany, explicó algunas de las alegaciones que realizaron en el 2019 para proteger a las empresas y los profesionales del transporte. Por ejemplo, se pidió "que la matrícula no fuese el único criterio para limitar la circulación de los vehículos de actividades económicas, porque la vida útil de estos vehículos depende del uso, unos diez años de media, y no tener en cuenta esto, fijando sólo como criterio la fecha de las matrículas, limita y perjudica a muchos pequeños empresarios, no todas las empresas pueden hacer frente a la compra de nuevos vehículos, por eso se habló con el Ayuntamiento y se consiguieron acuerdos para establecer algunas moratorias". Sin embargo, no todas las alegaciones fueron tenidas en cuenta y, de hecho, algunas de ellas han sido recogidas por la reciente sentencia del TSJC -que todavía no es firme- en contra de la Zona de Bajas Emisiones.

Por eso, ante la posible ampliación de la Zona de Bajas Emisiones a más municipios, Mireia Cammany expresó la preocupación de muchas empresas, y pidió a las administraciones conocer los planes y medidas futuras con más tiempo para que el pequeño empresario se pueda preparar con mayor previsión.

Precisamente, desde Transcalit, la patronal del transporte que recorrió ante la justicia la Zona de Bajas Emisiones, su presidente, Jesús Lozano, quiso aclarar que "estamos a favor de una Zona de Bajas Emisiones, pero presentamos el recurso porque no la queremos de cualquier modo".

"Hay que ser ecológicos, pero las empresas también deben ser rentables, ya que, si no, no seremos eficientes y tampoco seremos ecológicos. Cada vez hay más actividad de e-commerce, por eso también ha aumentado la distribución de mercancías y en unos plazos de entrega de los productos más cortos. Antes podíamos hacer esta distribución con una previsión de semanas, pero ahora debe hacerse en cuestión de horas y, además, con criterios ecológicos más estrictos y exigentes", explicó Jesús Lozano.

En contraposición con el punto de vista de las patronales y representantes de las empresas de transporte, el investigador de ISGlobal, Xavier Basagaña, afirmó que "desde el ámbito de la salud pública, consideramos que la Zona de Bajas Emisiones es una decisión valiente, pero es sólo un primer paso y todavía insuficiente para proteger la salud de las personas”. Basagaña explicó que es una medida polémica porque comporta cambio de hábitos y también costes, pero que es una tendencia en todas las grandes ciudades de Europa y que ya no tiene vuelta atrás porque va en consonancia con los objetivos de la Agenda 2030 o con otras medidas para reducir el calentamiento global del planeta.

Justamente, la pandemia -recordó Basagaña- nos ha demostrado cómo la reducción del tráfico de vehículos durante los años 2020 y 2021 hizo bajar la contaminación. Por tanto, hizo una defensa del transporte público interurbano sin descartar tampoco medidas impopulares como la creación de peajes urbanos para limitar el acceso del tráfico al centro de las ciudades. Una medida con defensores y detractores que el responsable de movilidad del AMB, Carles Conill, rápidamente quiso aclarar que, en estos momentos, no está sobre la mesa del AMB.

Más concienciación y formación medioambiental

El AMB está impulsando una serie de medidas que, más que penalizar el transporte privado, pretenden fomentar el transporte público y el cambio de hábitos en la población a la hora de desplazarse. Conill puso algunos ejemplos como el proyecto bicivia, una red de carril bici de más de 300 kilómetros para conectar los 36 municipios metropolitanos. "También estamos creando zonas de aparcamientos seguros de bicicletas, llamadas bicibox, principalmente en estaciones de tren, y a finales de año, esperamos tener terminado un servicio de bicing metropolitano. Además, estamos incorporando una flota de autobuses eléctricos con energía limpia y no contaminante, y en el ámbito de los taxis, estamos trabajando con una aplicación digital para poner en contacto a los usuarios con los taxis y así evitar los desplazamientos innecesarios que los taxistas hacen cuando van vacíos y buscan pasajeros dando vueltas por la ciudad", explicó Conejo.

Sin duda, hay que dar pasos para avanzar hacia un entorno más saludable, ya que según los estudios realizados por ISGlobal, se está demostrando que la contaminación aumenta los casos de muertes prematuras, los problemas de asma, los partos prematuros, las enfermedades neurodegenerativas y en el ámbito cognitivo en el desarrollo de algunas competencias en niños y ancianos. "Cada vez tenemos más evidencias científicas, por lo que la OMS ha reducido los niveles de contaminados que consideraba óptimos para no afectar a la salud de las personas", advirtió el investigador Xavier Basagaña. Datos preocupantes que interpelan a todos los sectores económicos, estamentos sociales e instituciones públicas.

Los ponentes coincidieron en que, si se trata de cambiar los hábitos sociales para concienciarnos de los peligros de la contaminación, es necesario empezar en la escuela. "Nos hemos acostumbrado a querer que nos lo traigan todo en casa, en menos de 24 horas y a precios muy bajos. Pero esto no es ecológico", alertó Jesús Lozano. En este aspecto, Mireia Cammany se mostró optimista: "estamos convencidos de que, en los próximos años, fruto de la conciencia ecológica, volverá a ponerse en valor el comercio local que convivirá con el comercio online que creció mucho durante el período de la pandemia". Una opinión compartida por Carles Conill, que planteó que "deberíamos acostumbrarnos a comprar más responsablemente, al igual que nos acostumbramos a reciclar con los residuos que todos generamos en casa. Debemos tomar conciencia de que la forma en que compramos también contamina".

Por otra parte, tanto Transcalit como la patronal PIMEC están invirtiendo en planes de formación en las empresas siguiendo los criterios de la Agenda 2030 para realizar conducciones más eficientes y ecológicas, para reducir la huella de carbono, y también renovando la flota de vehículos con tipos de transporte híbridos o eléctricos.

De hecho, según recordó el representante de la patronal Transcalit, "actualmente, sólo el 3% de la distribución de mercancías se hace en tren, es decir, que prácticamente la totalidad de la distribución se hace por carretera. Éste es un aspecto que también es necesario cambiar porque es un transporte muy contaminante".

La transformación de la ciudad es un ciclo de debates organizado por la Fundación Catalunya Europa con La Fundación La Caixa y el Club Roma, que recibe el apoyo del AMB, la Diputación de Barcelona, el Ayuntamiento de Barcelona, el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet y el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat.



Etiquetas