Legado Pasqual Maragall

Eduardo López Santamaria

Innovación, el motor de la Segunda Fundación de Fujifilm



Innovación, el motor de la Segunda Fundación de Fujifilm

La asociación de amigos de la UAB con el apoyo de la Fundación Catalunya Europa organizaron el día 11 de abril, una nueva cena coloquio en esta ocasión con Eduardo López Santamaria, director de negocios de la imagen fotográfica, del proceso de grabación y de los dispositivos ópticos de Iberia Regional (Fujifilm).

Más allà de aceptar el cambio, hay que crear el cambio. (Masato Yamamoto, actual presidente de Fujifilm Europa)

“Innovación” ha sido una palabra que siempre ha ido ligada a Pasqual Maragall, pero también con la empresa Fujifilm. Desde su nacimiento, en el año 1934, Fujifilm se ha sabido reinventar, innovar y adaptar sus productos a la era digital. “Lo que es cierto al final es que el conocimiento es la fuerza centrífuga de la innovación. A través de las ciencias de la vida, se traduce en competitividad empresarial y cohesión social”, explicaba Pasqual Maragall en uno de sus discursos. La empresa se ha diversificado hasta convertirse en una corporación internacional de éxito que ocupa una posición líder en muchas de las áreas del negocio. La innovación centrada en distintos campos de actividad. Aun hay más, Fujifilm centra ahora sus esfuerzos en dos áreas centrales para crear valor a partir de la innovación. Pasqual Maragall siempre ha desarrollado a lo largo de su carrera un especial cuidado hacia la innovación; la aparición de nuevos tipos de empresarios, nuevas formas de organización del trabajo y del ocio, las nuevas maneras de pensar y de actuar están actualmente creando nuevos tejidos industriales, un resultado que ha llevado hacia una transformación total de la economía, las sociedades y la cultura. 

¿Qué es, pues, la innovación? Es precisamente esta palabra la que ha marcado las agendas políticas y sociales del siglo XXI y que nos ha enseñado el camino de la transformación social. Según el mismo Pasqual Maragall; “la idea básica para hacer frente a la globalización y la competencia creciente de la economía es, básicamente, no perder de vista el tren de la revolución tecnológica”. La innovación marca las agendas como un cambio significativo que introduce novedades y que se refiere a modificar elementos ya existentes para mejorarlos o renovarlos.

Es importante recordar los orígenes de Fujifilm como fabricante de material fotográfico. Desgraciadamente, a partir del 2000, el mercado de la película fotográfica sufrió una fuerte bajada debido a la aparición y auge de la fotografía digital. Lo que ha conseguido la empresa actualmente es una revolución sin precedentes de su propia tecnología para seguir manteniéndose en el tejido empresarial internacional. Han conseguido ampliar su oferta de productos a distintos campos: pasando por la imagen, sistemas gráficos, soportes de grabación hasta el campo de la salud. Además, han tenido un fuerte desarrollo en la investigación, desde la microscopia hasta el espacio exterior. Han conseguido refinar sus tecnologías hasta introducirlas en sus productos.

La constancia y la dedicación al trabajo, hacen que la transformación y la revolución sean palabras que vayan junto con innovación. Es por eso, desde Fujifilm, a lo largo de toda su historia (como hemos dicho antes), se han llevado a cabo tres fundaciones de la empresa que han permitido que la innovación forme parte de esta empresa, que se ha sabido adaptar y dirigirse hacia las necesidades específicas de las nuevas generaciones.

La transición de la empresa en 2017 consiste en un cambio de estructura del negocio completamente radical: dedica un 46% a productos que tienen relación con el área de documentos de oficina; un 38% a negocios industriales/ciencias de la vida y finalmente un 15% a negocios relacionados con la fotografía. El grupo japonés se reinventa con un negocio de 20.000 millones de euros repartidos en tres áreas principales: la salud, la documentación y la industria; básicamente con la diversificación de la tecnología que ya tenía, haciéndola más activa para desarrollarse tecnológicamente hacia el futuro y a largo plazo. Puestos a innovar, la empresa ha partido del colágeno, utilizado en las películas fotográfica y lo aplica para la medicina regenerativa y, en concreto, en la lucha contra enfermedades de base celular como el cáncer. Según las palabras del actual presidente de Fujifim Europa, Masato Yamamoto: “la salud es un área cada vez más prometedora para nosotros”.

La empresa, orientada hacia un modelo de B2B (business to business), no está cerrada a las adquisiciones. “Crecemos de manera orgánica, aunque si es necesario, compramos para atraer nuevas tecnologías y activos, pero hay que aportar sinergias. No compramos por motivos financieros, miramos la tecnología, el mercado y los clientes”.

Artículos de referencia

De las Heras, Iñaki. "Fujifilm no es Kodak porque nunca abandonó la innovación". Expansión. Del Inversor, p.3. Sábado, 11 de mayo de 2019. 



Etiquetas

Cataluña  Cena-tertulia Claris