El seminario "¿Es posible el Eurodistrito hoy?" Concluye con un llamamiento a la integración del territorio



Los ponentes y los asistentes destacan el liderazgo de los agentes locales en la integración del territorio, y reclaman un papel protagonista. También piden un marco administrativo que facilite la cooperación transfronteriza.

El pasado miércoles 9 de marzo se celebró el seminario "¿Es posible el Eurodistrito hoy?". El objetivo de este encuentro, organizado por la Delegación en el Empordà de la Fundación Cataluña Europa y la Universidad de Girona, era reflexionar y discutir sobre la necesidad o vigencia de este proyecto fallido, casi diez años después del inicio de su redacción. Los ponentes y los asistentes destacaron el liderazgo de los municipios en la integración del territorio, y reclamaron un papel protagonista. También pidieron un marco administrativo que facilite la cooperación transfronteriza.

El acto, celebrado en el Museo-Memorial del Exilio en La Jonquera, comenzó con las palabras de bienvenida de la alcaldesa del municipio, Sonia Martínez, que reflexionó sobre la necesidad de avanzar para conseguir un espacio libre del efecto frontera. Martínez opinó que el establecimiento de un organismo como la Eurodistricte podría hacerlo posible. El delegado de la Fundación, Joan Armangué, agradeció a la alcaldesa y los presentes su asistencia, y presentó a los ponentes.

Mita Castañer, profesora de geografía de la Universidad de Girona, inició la ponencia, afirmando que diez años atrás en Ceret se inició el recorrido que debía culminar con el establecimiento del Eurodistrito. Esto, en su opinión, mostraba la necesidad de avanzar en la gobernanza de un espacio con procesos comunes. Castañer, sin embargo, apuntó a la falta de liderazgo de los actores, a la hora de recuperar el proyecto. Opinó que las grandes ciudades del espacio, como Perpiñán, Figueres y Girona, deberían asumir un papel más activo en todo el proceso, repensando el territorio. Por otra parte, recomendó reforzar las relaciones entre los extremos este y oeste del territorio -de la montaña en el mar-, avanzando en las estrategias de competitividad y cooperación de los agentes del territorio. Los actores locales deberían liderar este proceso de recuperación del órgano de cooperación transfronteriza.

Por su parte, Josep Puigbert, director de la Casa de la Generalitat en Perpiñán, aseguró que se ha avanzado en la integración fronteriza. Puigbert reconoció, sin embargo, a seguir reforzándola. El proyecto, apuntó, ha avanzado a menudo a trompicones, al estar demasiado ligado a personalismos. El contexto administrativo y la dificultad de infraestructuras son otros factores que dificultan los avances. Ante estos retos, el director de la Casa de la Generalitat reclamó una visión estratégica en la gestión del territorio, que tenga en cuenta a los agentes sociales. Los agentes sociales están movilizados, y las instituciones superiores deben implicarse en lograr un marco administrativo transfronterizo.

Durante el debate posterior a las intervenciones, los asistentes opinaron que los agentes locales han trabajado para integrar el territorio, aunque no se haya aprobado una estructura como el Eurodistrito. Este ha sido, sobre todo, el caso de los alcaldes de los pequeños municipios. A pesar de las dificultades, los Consistorios han podido impulsar estrategias y proyectos compartidos.

Por otro lado, gran parte de los asistentes estuvieron de acuerdo en que hay que trabajar ámbitos como la cultura, la gestión del territorio y del paisaje, la lengua o el desarrollo económico. Y es que, como concluyó Josep Anguera, delegado del rector de la UdG para las relaciones transfronterizas, "El eurodistrito no es imprescindible, pero si muy necesario".


Documentación



Etiquetas

Empordà  Europa