Legado Pasqual Maragall

Ciudadanos ganadores y perdedores de la Integración Europea



"Ganadores y perdedores del sistema de integración europea" del profesor de la UPF, Javier Arregui, es el trabajo ganador del VI Premio Cataluña Europa siglo XXI que entrega la Fundación Catalunya Europa con el apoyo de la Fundación Banco Sabadell. Arregui presentó el estudio ganador a la Universidad Pompeu Fabra en el acto de entrega del Premio, que también contó con una tabla de debate protagonizada por Joan Majó, Antoni Castells y Javier Solana, miembros del jurado del premio. 

"Ganadores y perdedores" es un estudio innovador en el sentido que no se fija en cuales son los estados que salen beneficiados del europeo sino que pone el foco en la ciudadanía y en los diversos grupos sociales (jubilados, parados, trabajadores autónomos, trabajadores manuales, agricultores, estudiantes, etc). El estudio demuestra como varía la percepción que tienen los ciudadanos de la Unión Europea dependiendo del grupo social, pero también según la coyuntura económica. 

El resultado, según el estudio de Arregui, es que podemos distinguir dos modelos de ciudadanos europeos, una élite política económica y social representada por el 20% de la población, que se beneficia directa o indirectamente del mercado único (trabajadores cualificados, estudiantes, investigadores, etc.) y el 80% restante que tienen una posición indiferente o incluso negativa de la UE. Para revertir esta tendencia, Arregui propone avanzar en calidad democrática, tanto a nivel institucional como político. El problema, dice Arregui, es mucho más profundo de lo que parece. 

El tema generó un posterior debate sobre el tema que, aún no aparecer en las primeras páginas de los diarios, tiene un trasfondo fundamental para afrontar algunos de los retos de Europa. Antoni Castells se preguntaba si somos capaces de crear lazos con Europea. Sin ellos, dice Castells, difícilmente seremos capaces de crear una demos europea. 

Para Joan Majó, hace falta saber distinguir en que ámbitos nos conviene profundizar la integración europea y en cuales no. La construcción europea, según Majó es casi un mecanismo de supervivencia. "Hemos cedido soberanía a la Unión para que los Estados no la perdiesen del todo", argumentaba. Majó defendía una Europea mas social que se ocupara, por ejemplo de la creación de un salario mínimo a nivel europeo o de la regulación de los trabajadores a distancia. 

Javier Solana, en cambio, puso el foco en los datos económicos, más allá de las percepciones individuales de la ciudadanía. Para Solana, los países que han entrado a formar parte de la Unión Europea han experimentado un crecimiento económico mucho más elevado que si se hubiera mantenido el margen. Uno de los casos paradigmáticos es el de Polonia que en pocos años ha hecho grandes progresos económico s y ha conseguido reducir las desigualdades sociales pero, en cambio, la población tiene una percepción muy negativa de la Unión Europea. A pesar de todo, Solana defiende la visión optimista y considera que Europa tiene opciones de avanzar. 




Etiquetas

Europa  premio