Legado Pasqual Maragall

'Para politizar Europa, hace falta europeizar la política nacional'



Este fue el gran reclamo del debate que celebramos ayer en Terrassa sobre la crisis democrática europea, en la que nos acompañaron Lluís Bassets, Pol Morillas, Montserrat Pi y Albert Aixalà. Los ponentes dieron su punto de vista sobre el problema de legitimidad que sufre hoy en día la Unión Europea, así como las soluciones que ellos proponen.

"¿Podemos hablar de una verdadera democracia en Cataluña sin una verdadera democracia en Europa?", con esta pregunta abierta lanzada por Aixalà comenzó el acto, celebrado en el Vapor Universitari de Terrassa. Para Montserrat Pi, es indudable que, a pesar del nivel de integración alcanzado, Europa se encuentra hoy en día todavía en proceso de construcción. Un proceso que afecta a todas sus capas, y una de ellas es la legitimidad y democratización de las instituciones europeas. Pi recordó que se han dado pasos importantes en este sentido -la iniciativa ciudadana europea o el nuevo sistema de elección del presidente de la Comisión Europea-, pero también se mostró escéptica por el resultado real de estas modificaciones:"El instrumento de la iniciativa ciudadana es positivo en el sentido de que favorece el desarrollo de un espacio político europeo, pero de momento su impacto ha sido muy limitado y la Comisión ha dado una respuesta ambigua. El Parlamento, por su parte, se ha visto reforzado sí, pero todavía no lo hemos podido ver ejerciendo de protagonista en ninguna de las últimas crisis europeas". Pi lamentó que últimamente se estén tomando demasiadas decisiones al margen de los tratados europeos, buscando la vía de acuerdos intergubernamentales sin la participación ni de la Comisión ni del Parlamento, que lo único que demostrarían es la fractura actual entre los estados miembro de la Unión Europea.

Pol Morillas incidió en que el problema no es tanto una crisis de la democracia en Europa, sino de legitimidad. "Algo legítimo es lo que es inteligible por los ciudadanos, que es capaz de movilizar y que permite la participación ciudadana". Según Morillas, el problema es que en los últimos años Europa ha decidido sacrificar la democracia mientras protegía la integración económica y el estado nación, y esto lo ha conducido a la confrontación con los ciudadanos, cuyo desinterés se ha transformado en indignación - como también ha pasado a escala local y nacional-. "En este contexto, las ideas de ’Más Europa’ y ’Mejor Europa’ se han quedado muy cortas para responder a los problemas actuales, porque las élites y los tecnócratas son los que siguen tomando las decisiones". Morillas quiso mencionar el conocido y polémico TTIP, argumentando que la falta de información es la culpable de que el ciudadano se manifieste en su contra sin saber muy bien lo que realmente está en juego.

En referencia al TTIP, Bassets comentó que es inadmisible la falta de transparencia y que la Unión Europea pueda llegar a admitir los tribunales de arbitraje privados, pero para él el acuerdo es indispensable. En cuanto a la crisis democrática europea, se mostró más optimista que Pi y Morillas, queriendo destacar que lo conseguido por Europa hasta hoy es extraordinario, aunque admitió que hay una clara falta de energía y voluntad para gobernar la Unión Europea. "Ahora mismo, nos estamos a punto de cargar Schengen porque, simplemente, no queremos dar una respuesta europea a la crisis de la inmigración. Europa necesita un gesto político y un salto adelante, no puede continuar tomando decisiones reactivas y a pequeños pasos".

La intervención de los ponentes fue seguida de un debate distendido con los cerca de 20 asistentes. El acto fue organizado en colaboración con el Área de relaciones europeas e internacionales de Terrassa, que desarrolla un papel muy importante en la difusión del europeísmo en la ciudad. Justamente ahora están a punto de comenzar el Curso de Verano sobre la UE que organizan desde hace 10 años.

En el marco del debate, cabe destacar por último una publicación reciente de la Fundació Catalunya Europa, "Un presidente para Europa? Las elecciones de 2014 como respuesta a la crisis democrática europea", que analiza el desarrollo de las últimas elecciones europeas y su grado de conocimiento entre los ciudadanos.



Etiquetas

Buenas Prácticas  Democracia  Europa