Legado Pasqual Maragall

Colin Crouch: "Las instituciones se mantienen intactas, pero el poder se desplaza a las élites"



Colin Crouch, politólogo y sociólogo, despertaba interés ante el público que llenaba el Auditorio del Palau Macaya. Conceptualizador del término post-democracia, ya hace algunos años que predecía algunos fenómenos que estamos viviendo actualmente como Trump, el Brexit o el ascenso de los partidos xenófobos y populistas. ¿Qué es pues, la post-democracia? Según Crouch, se trata de un sistema en el que se crea una competición artificial que sustituye la democracia institucional. El centro de las decisiones pues, no es en las instituciones tradicionales, a pesar de que se mantienen intactos, sino que se desplaza a élites económicas y corporativas. Este fenómeno se contrarresta en parte con los movimientos de la sociedad civil que tienen una capacidad de incidencia política nada despreciable, como el movimiento feminista, el movimiento ecologista o los diversos movimientos de ultra derecha.

En este engranaje de poder, el sistema neoliberal, como sistema económico predominante, juega un papel clave. Sin duda el neoliberalismo ha sido uno de los catalizadores de la globalización, un sistema positivo por un lado, pero que ha permitido una gran desregulación y que ha provocado choques entre países y dentro de los mismos países. Es pues en este contexto donde se produce un ascenso de los movimientos xenófobos y populistas.

El ascenso del movimiento conservador, ha terminado contraponiéndose al neoliberalismo, que defiende mercados grandes, abiertos y universales y no está interesado en marcar fronteras. El movimientos mas conservadores y xenófobos, en cambio, se oponen frontalmente. Esta contraposición provoca ciertas tensiones en el sector neoliberal conservador, que cae a menudo en contradicciones. Pero los grandes damnificados del tablero de juego actual son las izquierdas, los más ausentes en el poder.

Según Crouch, la situación actual exige instituciones que vayan más allá del estado nación. Unas instituciones que para ser eficaces necesitan legitimidad y democracia, pero además, es necesario que la ciudadanía pueda sentirse identificada con ellas.

Lea la entrevista en El Nacional aquí. 
Lea la versión de la entrevista en El Nacional en castellano aquí.





Etiquetas

Democracia  Desigualdades